lunes, 24 de junio de 2013

América Latina



Cuando hablamos de América Latina, pensamos en pobreza, en países del “tercer mundo”, en atraso, en políticos corruptos y demás temas parecidos. Pero detrás de eso hay algo más. Más allá de la sucia imagen que difunden de nosotros los de arriba y el resto del “primer mundo”, en los países de este lado algo se mueve. Hay cierta piquiña entre los jóvenes. Los estudiantes de pronto vuelven a estar en las calles. Protestas multitudinarias se hacen con las avenidas de importantes ciudades como Caracas y Brasil. Algunos claman reivindicaciones estudiantiles, cientos de universitarios piden a gritos atención, se recuerdan unos a los otros que son los que en 10 años llevarán las riendas del país, exigen con saña mejores condiciones. Otros inician una revuelta por el aumento del pasaje y poco a poco otros sectores de su sociedad despiertan y se unen al clamor general ¿Qué pasa en América Latina?

domingo, 2 de junio de 2013

STOP

De vez en cuando, a eso de la 1 de la madrugada, me detengo en seco, observo mi cuarto a media luz, los libros regados en cualquier parte, la cartelera con recuerdos y detalles...Es entonces cuando me digo que "le tengo que bajar 4". Una vida bonita no se ve todos los días. Las horas son para disfrutarlas muy lento. Son para desperdiar el tiempo en lecturas que nos gustan. Para echarse en Tierra de Nadie, mientras los amigos cuentan despreocupadamente sus problemas y "agobios". Para burlarse de ellos mientras se arma un rompe cabezas y se sabe que habrá tiempo de sobra para dedicarse a ciertas responsabilidades.Ya habrá tiempo, y edad, para el corre corre. Definitivamente, necesito bajarle, no 4, sino 8.  Si corro, el tiempo lo hace conmigo y antes de que me de cuenta...

Periodismo

La parte más dificil de escribir para periodismo es entender en qué parte exactamente debo bajarle el volumen a propia mi voz y hacer espacio a la de los demás. Leo páginas y páginas de periodistas experimentados. Uribarri y Kapucinsky me dan una mega clase magistral a través de sus hojas, me pegan gritos, pues, pero a la vez se contradicen y me confunden. Pero bueno, ¿cuento lo que yo quiera o dejo que los otros cuenten? ¿Hago un analisis a partir de lo mi investigación, me limito a contar lo que vi a través de mis propios ojos o me dedico a transcribir las palabras de los demás en mi reportaje? Decidanse, tengo que entregar un trabajo  y todas esas voces juntas me atormentan.