domingo, 10 de noviembre de 2013

Citas que me encuentro

"Cada uno de los hombres no es tan sólo él mismo; es también el punto único, particularísimo, importante siempre y singular, en el que se cruzan los fenómenos del mundo, sólo una vez de aquél modo y nunca más. La vida de todo hombre es un camino hacia sí mismo, la tentativa de un camino, la huella de un sendero. Ningún hombre ha sido nunca por completo él mismo; pero todos aspiran a llegar a serlo, cada uno como puede" Demian

"Nadie es capaz de construir si antepone sus deseos. En nuestros diversos mundos, todos tenemos que esforzarnos en conseguir esas cosas tan dificiles como ser alegres, bondadosos, curiosos, valientes y pacientes, y tenemos que estudiar, pensar y trabajar duro, y entonces lograremos construir... La república del cielo" El Catalejo Lacado

"- Sí; la inocencia de las señoritas casaderas, o sea, el afán despótico de hacernos ignorar en teoría todo aquello que las otras personas conocen o han conocido en la práctica, me parece uno de los mayores abusos que han cometido jamás los fuertes contra los débiles" Ifigenia

"Llegara a tu vida aquella persona perfecta, y juntos seran felices, pero todo lo bueno, incluso el amor joven, llegara a su fin. Tu te iras, haras tu vida con ella como recuerdo, te casaras con alguien segura, y viviras en falsa felicidad, extra;ando sus besos, sus caricias y hasta las discuciones, porque siempre se obtendra mas placer discutir con alguien que amas, que hacer el amor con alguien que aprecias" (?)

domingo, 18 de agosto de 2013

Belleza



Un millón de ojos le devolvieron la mirada. Sin inmutarse, dejaron que aquellos curiosos e inquietos orbes marrones bebieran con fruición los colores de su cuerpo.
El millar de ojos apenas si se inmutaba cuando notaba  que sus defectos resaltaban  bajo aquella suave luz. No se importunaba ni con los vellos que recorrían su accidentada piel,  ni con las protuberancias que resaltaban a plena vista. Más bien se regodeaba en ello y su tez, roja, parecía brillar con mayor fuerza aún.
Era una fresa demasiado confiada. Tan pequeña y tan presumida. Segura de su propia atracción, daba vueltas y más vueltas sobre la mano de la chiquilla.
 La niña le dio otro largo vistazo y le sonrió con picardía
-          -Si que eres muy bonita, fresita.
Y la fresa, vanidosa, dejó que la luz de la cocina se reflejara aún más sobre su dulce piel, mientras contoneaba su cuerpo en forma de corazón.
-          -Tan bonita, como sabrosa- Dijo entonces la niña y, sin más miramientos, abrió los juguetones labios y se tragó entera la fruta.

lunes, 24 de junio de 2013

América Latina



Cuando hablamos de América Latina, pensamos en pobreza, en países del “tercer mundo”, en atraso, en políticos corruptos y demás temas parecidos. Pero detrás de eso hay algo más. Más allá de la sucia imagen que difunden de nosotros los de arriba y el resto del “primer mundo”, en los países de este lado algo se mueve. Hay cierta piquiña entre los jóvenes. Los estudiantes de pronto vuelven a estar en las calles. Protestas multitudinarias se hacen con las avenidas de importantes ciudades como Caracas y Brasil. Algunos claman reivindicaciones estudiantiles, cientos de universitarios piden a gritos atención, se recuerdan unos a los otros que son los que en 10 años llevarán las riendas del país, exigen con saña mejores condiciones. Otros inician una revuelta por el aumento del pasaje y poco a poco otros sectores de su sociedad despiertan y se unen al clamor general ¿Qué pasa en América Latina?

domingo, 2 de junio de 2013

STOP

De vez en cuando, a eso de la 1 de la madrugada, me detengo en seco, observo mi cuarto a media luz, los libros regados en cualquier parte, la cartelera con recuerdos y detalles...Es entonces cuando me digo que "le tengo que bajar 4". Una vida bonita no se ve todos los días. Las horas son para disfrutarlas muy lento. Son para desperdiar el tiempo en lecturas que nos gustan. Para echarse en Tierra de Nadie, mientras los amigos cuentan despreocupadamente sus problemas y "agobios". Para burlarse de ellos mientras se arma un rompe cabezas y se sabe que habrá tiempo de sobra para dedicarse a ciertas responsabilidades.Ya habrá tiempo, y edad, para el corre corre. Definitivamente, necesito bajarle, no 4, sino 8.  Si corro, el tiempo lo hace conmigo y antes de que me de cuenta...

Periodismo

La parte más dificil de escribir para periodismo es entender en qué parte exactamente debo bajarle el volumen a propia mi voz y hacer espacio a la de los demás. Leo páginas y páginas de periodistas experimentados. Uribarri y Kapucinsky me dan una mega clase magistral a través de sus hojas, me pegan gritos, pues, pero a la vez se contradicen y me confunden. Pero bueno, ¿cuento lo que yo quiera o dejo que los otros cuenten? ¿Hago un analisis a partir de lo mi investigación, me limito a contar lo que vi a través de mis propios ojos o me dedico a transcribir las palabras de los demás en mi reportaje? Decidanse, tengo que entregar un trabajo  y todas esas voces juntas me atormentan.

lunes, 6 de mayo de 2013

Estereotipos

Lipman: "Un estereotipo es la perpetuación de una imagen simplista de la categoría de una persona, institución, o cultura... El uso de estereotipos sociales y culturales, que suelen ser negativos, dificulta la formación de opiniones independientes, criticas, razonadas"

miércoles, 17 de abril de 2013

Definir

Mi problema siempre ha sido definir.

Las personas gustan juzgar, los psicologos gustan de agrupar. Encasillar. Mi problema es ese. Deambulo en hacer las cosas al contrario, de la manera mas dificil, no precisamente para mejorar. Al final del dia estoy en mi cama y no sé lo que he hecho. Me convierto en un desastre. Le digo a él que no importa lo que piensen lo demás, que esto es más importante, que es nuestro, que no necesitamos definir en una palabra y mientras hablo, escribo en tinta indeleble lo que no encaja de mi con los otros.

Encontrar

Acabo de encontrar la segunda parte de una vieja saga que leia de niña, ya ni sé donde, ni con que pensamientos. Mi primer encuentro con ella fue en una librería escondida bajo ell Ateneo de Caracas, que ya no existe. Ese querido almacén de libros estaba olvidado por la ciudad, o así parecía en aquel momento. Con cierta luz, invitaba a descubrir aventuras y mundos paralelos entre cientos de páginas.

Silenciosa y a la vez bulliciosa, la librería era mantenida por un par de personas, no sé si jóvenes o viejas, pero que, la verdad sea dicha, no vienen a cuento. Siempre fueron, sencillamente, parte de la deliciosa decoración de esa burbuja dorada. 

De cualquier forma, siento que me acabo de encontrar con un viejo amigo. Ahora nos vamos a sentar a tomar un café y a recordar con brillantes y fervorosos ojos tiempos que ya fueron. 

No es el mismo lugar donde solíamos encontrarnos, pero al parecer tenemos muchas cosas en las cuales debemos ponernos al día.